info@profesionalyempleo.com 603 648 543

CAPACIDAD DE CONTROL, ¿Controlas o te controlan?

¿Controlas o te controlan?

La capacidad de control es aquella que nos permite dominar el método, proceso, situación o entorno en el que ejercemos nuestra actividad o tarea.

Esta capacidad viene ligada de forma directa con la seguridad que una persona posee de si misma, cuanto mayor control sobre uno mismo se tenga, menor será el impacto que provoque en nosotros situaciones de estrés, incertidumbre o tensión.

Perder el control de la situación, supone caer en una escalada de inquietud que merma nuestra capacidad de decisión, anula nuestra voluntad y resta nuestro propio esfuerzo.

Ahora bien, ¿Qué se entiende por control en las organizaciones?

 ControlCuando hablamos de la capacidad de control dentro de las compañías podemos definirlo como la función que permite la supervisión de los resultados obtenidos, comparándolos con los propuestos originalmente, asegurándonos de que además, se esté ejecutando de acuerdo con los propósitos marcados y dentro de los límites de la estructura organizacional.

Hablar de control, no necesariamente viene ligado a la supervisión directa de las personas, sino que el mejor control que puede ejercer una compañía, es aquel que promueva el autocontrol de todos y cada uno de sus miembros, que sean capaces de analizar por sí mismos, la seguridad con la que ejecutan sus tareas, los procesos y los proyectos, en definitiva, instalar la seguridad como herramienta personal de la que disfrute toda la organización.

Pero para que ello se lleve a cabo de forma efectiva, la compañía deberá promover otras habilidades que ayuden a su desarrollo como son:

Adaptabilidad. Cuanto más adaptable sea la organización mayores posibilidades de éxito.

Focalidad. Controlar los puntos críticos y matizar las desviaciones.

Aceptación. El control se inicia con la implicación.

Simplicidad. Cuanto más simple sea el proceso de control mayor será su aceptación.

Gestión del tiempo. El control debe ejecutarse en el momento adecuado.

Continuidad. Que sea regular en el tiempo y se convierta en habitual.

 Durante mucho tiempo, el control de los procesos en las empresas se ha llevado de forma interna o externa, pero con procedimientos de evaluación de procesos “a posteriori”, ya realizados previamente, pero…

¿Cómo sería una empresa en la que cada individuo que la compone supiera ejercer el control necesario sobre sus procesos y así evitar desviaciones?

Sencillamente sería una organización segura, eficaz, eficiente y autosuficiente, capaz de adaptarse a las circunstancias de forma rápida.

¿Y tú si puedes elegir que eliges controlar o que te controlen?

María C. Melero

Me puedes encontrar en:

Twittergoogle+Blog

LicenciadaCiencias del Trabajo

Diplomada RRLL

Postgrado en dirección de RRHH

Innovación y Talento S.L.