info@profesionalyempleo.com 603 648 543

¡LA INTELIGENCIA EMOCIONAL ESTÁ DE MODA!

¡LA INTELIGENCIA EMOCIONAL ESTÁ DE MODA!

La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de una persona para utilizar la emoción de manera proactiva, tanto sus propias emociones como las de los demás a su alrededor, y tanto a nivel consciente como subconsciente, como una herramienta para mejorar el razonamiento y la toma de decisiones.

Daniel Goleman, el «padrino» de la inteligencia emocional, ha publicado extensamente sobre la importancia de las habilidades no técnicas en el lugar de trabajo. Él conecta las cualidades de la inteligencia emocional directamente con el liderazgo y argumenta que el éxito en éste no depende exclusivamente de las cualidades más tradicionales de competencias prácticas e intelectuales.

Goleman escribe: “No es que las habilidades intelectuales y técnicas sean irrelevantes. Ellas son importantes, pero sobre todo como ‘capacidades de umbral’, es decir, que son los requisitos de nivel de entrada para los cargos ejecutivos. Pero sin Inteligencia Emocional, una persona puede tener la mejor formación en el mundo, una mente incisiva y analítica, y una fuente inagotable de ideas inteligentes, pero aun así no será un gran líder”. Goleman identifica cinco aspectos principales de la inteligencia emocional: autoconciencia, autorregulación, motivación, empatía y habilidad social.

Hace un par de semanas mi colega y experta en Inteligencia Emocional Pilar Rico Lema, me recomendó que viese Inside Out (Del revés), la nueva película de animación de Pixar. Desde una perspectiva psicológica es muy interesante, pero, tal y como dicen en muchos blogs, realmente cualquier persona debería verla.

La película Inside Out, muestra cómo funciona la mente de las personas. Existen 5 personajes que representan cinco emociones y que están en el cuartel general, ayudando a Riley (la niña protagonista) a relacionarse con el mundo.

La película se basa en las emociones básicas, que son seisalegría, tristeza, miedo, asco, ira y sorpresa.

La película comienza con el nacimiento de la niña protagnonista (Riley) y aparece Alegría en su mente, como primera emoción al reconocer a sus padres. Después van apareciendo todas las demás: Tristeza, Asco, Miedo e Ira. Esto nos muestra que las emociones son innatas, apareciendo en el transcurso de nuestro desarrollo

Al principio Alegría habla con voz en off y presenta a las demás emociones y su utilidad:

Alegría: se encarga de mantener positiva a Riley, de celebrar los éxitos, de que siempre esté optimista y de buen humor. La alegría es la responsable de que repitas ciertas conductas que para ti han sido buenas.

Asco: se encarga de que no olamos mal, de ir bien vestidos, de no comer ni beber algo en mal estado, de no ir por sitios sucios o malolientes, etc. En definitiva, se encarga de protegernos y de que no hagamos algo que nos vaya a sentar mal.

Miedo: se encarga de la supervivencia, así de sencillo y así de complejo. Decidir cuál es el límite entre lo seguro y el peligro. Eso sí, el miedo actúa tanto ante un peligro real como ante uno imaginario. Si no sintiéramos miedo no sobreviviríamos.

Ira: encargada de defender nuestra propiedad y a nuestros seres queridos. La ira entra en escena cuando vulneran nuestros límites, cuando “nos sacan de nuestras casillas”. También es el responsable de actuar cuando algo es injusto. En definitiva, es el defensor de la integridad y la coherencia.

Tristeza: es la emoción marginada por las demás, sienten que no es útil y que no hace más que estorbar. Sin embargo, la tristeza es de las emociones más importantes y es un pilar fundamental en el crecimiento personal. La tristeza se encarga del recogimiento y de dedicarnos tiempo a nosotros mismos, de pensar y meditar en los cambios para cerrar etapas. La tristeza es la emoción necesaria para reintegrarnos como personas después de habernos “hecho trizas” por cualquier causa: una ruptura, un despido, una pérdida, etc.

Y ostros contenidos que resultan verdaderamente interesantes, son las explicaciones que se dan a temas como: la formación de los sueños, la personalidad, el subconsciente, los sueños, la formación de las creencias, la importancia del duelo para cerrar etapas de la vida…etc

Y, ¿cuál es el mensaje final que nos ofrece la película? Pues es sencillo y a la vez complejo de entrenar…

¡No escondas ni huyas de tus emociones!

No escondas tu ira, no espantes al miedo, no inhibas tu alegría, no ahogues tu tristeza… muéstralas todas, experiméntalas, vívelas. Cada emoción es energía y necesita su espacio. La tristeza es tan útil como la alegría, y el asco es tan válido como el miedo. Es fundamental que aprendamos a autorregularlas.

Aprender a desarrollar la inteligencia emocional no es fácil ni rápido ya que en su mayor parte es involuntaria e inconsciente y las emociones están controladas por regiones del cerebro evolutivamente muy antiguas. Controlar las emociones no es algo que podamos aprender de la noche a la mañana, sino que es un viaje durante toda la vida.

Credit Photo: Dafont

Virginia Bravo Veguillas

Virginiabravoveguillas

linkedin

Twitter

Licenciada en Sociología, rama Industrial y del trabajo por la UCM. 1999 – 2004

Licenciada en Ciencias del Trabajo por la UAH. 2004 – 2009

Master en Asesoría Jurídico Laboral, por CEF 2009 – 2010.

 EXPERIENCIA PROFESIONAL

 Toda mi trayectoria hasta el momento la he desarrollado en STEF: Multinacional de origen francés dedicada a la actividad de logística y distribución  de la cadena de suministro alimentaria bajo temperatura controlada.

Desde mi incorporación a la Compañía en el año 2005, he pasado por diferentes etapas que van desde mi consolidación como Técnico de RRHH (Selección, Formación y Desarrollo), hasta la actualidad donde, debido a cambios organizativos en dichas áreas a principios de 2008, mi misión la desarrollo exclusivamente en el área de Selección y Desarrollo, participando también en proyectos Generalistas.

Innovación y Talento S.L.